De nuevo líder a, el líder con el que TODOS quieren trabajar

Siempre existe una primera vez en todo, la gran mayoría recordamos la primera vez de los eventos más importantes de nuestra vida como el primer concierto, el nacimiento del primer hijo o la primera ocasión que viajamos a un lugar memorable. Sentir una mezcla de emociones es normal ante las nuevas experiencias y más cuando estas van acompañadas de responsabilidades y personas a cargo para el cumplimiento de metas y objetivos en equipo.

Convertirse en líder por primera vez es sin duda uno de los mayores cambios psicológicos y emocionales que se experimenta en la vida profesional, sobre todo cuando por varios años se ha trabajado de manera excepcional para obtener finalmente el reconocimiento de líder.  Superar las expectativas y tener un conjunto de habilidades técnicas muy particulares ayuda a una persona a destacarse entre los demás, haciéndolo un colaborador de alto rendimiento y posiblemente un héroe de película, pero no necesariamente esto lo convierte en el líder con el que todo el mundo quiere trabajar. Rendir cuentas de manera individual y al otro día tener a cargo personas, metas y objetivos son retos totalmente distintos. 

Por lo tanto, es desastroso enfrentarlo sin una capacitación o desarrollo previo, dada su importancia. Un ejemplo equivalente sería darle a alguien la responsabilidad de aterrizar un avión o llevar un cargamento terrestre sin antes haber tocado un volante y recibido un entrenamiento. La probabilidad de fracasar es alta ¿cierto?.

De acuerdo con estudios recientes de CCL (Center for Creative Leadership), ONG con 50 años especializada en investigación y desarrollo de liderazgo, el 40% de los líderes recién ascendidos fracasan en los primeros 18 meses ya que casi el 60% de los nuevos líderes no reciben ninguna capacitación después de ser promovidos a su primer puesto gerencial, solo reciben felicitaciones, por lo que no es de extrañar que solo la mitad de los líderes se consideren efectivos.

Como individuos nuestra estrategia personal suele apuntar a la idea de impresionar para ser reconocidos por nuestros propios méritos. Pero qué pasa cuando debemos cambiar ese pensamiento al enfrentarnos a un reto desconocido como el de ser líderes por primera vez en la vida.

En el interesante libro “Be the Boss Everyone Wants to Work For” de William Gentry nos muestra en 6 pasos cómo facilitar a los nuevos gerentes el “rediseño de su estrategia”:

  1. Cambia tu mentalidad: Las investigaciones de CCL han demostrado que los nuevos gerentes más exitosos fueron los que cambiaron su mentalidad de estar motivados por recompensas externas a estar emocionados por aprender con pasión por su evolución.
  • Cambia tu conjunto de habilidades: Como líder de personas, la influencia y las habilidades de comunicación verbal y no verbal, incluida la empatía, deben tener la máxima prioridad, a diferencia de las habilidades técnicas relacionadas con el trabajo.
  • Cambia la forma en que te relacionas: Según la investigación de Gentry sobre casi 300 nuevos líderes, el cambio del papel de “mejor amigo” a “jefe” fue el desafío descrito con más frecuencia.
  • Cambia tu actitud de “hacerlo todo”: el jefe para el que todos quieren trabajar es alguien que se toma el tiempo para desarrollar a los demás proporcionándoles tareas desafiantes, oportunidades de crecimiento y ve el valor de ofrecer mentoría relacionada con el plan de carrera de cada individuo de su equipo, basado en sus habilidades e intereses.
  • Cambia tu perspectiva: Los nuevos líderes deben ampliar su perspectiva para comprender el panorama general, ser conscientes de las políticas organizacionales en juego y ser lo suficientemente flexibles para navegar por estas dinámicas.
  • Cambia tu enfoque: El carácter y la integridad son vitales para el éxito de todos los líderes; de hecho, los principales líderes cuyos subordinados directos los clasificaron con una alta integridad tendían a tener también altas calificaciones de desempeño.

CCL ha comprobado en múltiples perfiles que al desarrollar estos seis puntos de manera estratégica y didáctica se logra crear una mayor conciencia de sus fortalezas y de las áreas de oportunidad con un desenvolvimiento más asertivo en la comunicación verbal y no verbal. Gestionando los conflictos laborales de forma respetuosa e inteligente y en consecuencia el líder logra influir acortando la ruta del éxito en sus equipos de trabajo.

Para saber más sobre desarrollo de liderazgo digital de un Frontline Leader Impact consulta:

https://bit.ly/39hEoud

Por Enric Bernal, Director General en CCL para Latinoamérica

CCL Center for Creative Leadership

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.