¿Cuáles son los objetivos ideales para foto de retrato?

La mayoría de las cámaras EOS incluye un objetivo todoterreno que va bien con casi cualquier tipo de fotografía. Sin embargo, existe una serie de objetivos especializados diseñados para géneros concretos como, por ejemplo, la fotografía de retratos. Es por esto que Canon Mexicana, líder en soluciones integrales de imagen digital, te recomienda algunos objetivos que pueden marcar la diferencia. En los objetivos para retratos, la principal diferencia está en la longitud focal y la apertura máxima.

Seleccionar la longitud focal adecuada

La longitud focal es la distancia entre el objetivo y el sensor de la cámara cuando el sujeto está enfocado, se indica en mm. Los objetivos zoom tienen un rango focal que se expresa como las distancias mínima y máxima, por ejemplo «18-55 mm». Normalmente, un objetivo se considera para retratos, cuando tiene una longitud focal superior a 85 mm.

En la típica composición de cabeza y hombros, el objetivo para retratos especializado EF 85mm f/1.8 USM, ofrece una mayor longitud focal, que aporta un aspecto natural y separa el modelo del fondo.

En comparación, usar una longitud focal más corta, como un 24 mm, distorsionaría la cara del sujeto, dando la impresión de unas proporciones alteradas. Además, los fondos suelen ser más perceptibles al usar longitudes focales más cortas.

Una apertura más grande siempre ayuda

Otro factor clave a la hora de elegir el objetivo adecuado para retratos es su apertura máxima. Este término hace referencia al tamaño de la apertura del objetivo, que permite que entre luz en el sensor de la cámara.

Cada objetivo recibe una clasificación de apertura, como f/2.8 o f/5.6. Algunos objetivos zoom tienen una clasificación u otra según la longitud focal seleccionada, por lo que se expresa como un rango, por ejemplo f/3.5-5.6. Cuanto menor sea el número, mayor será la apertura máxima.

Una mayor apertura permite que entre más luz a través del objetivo en la cámara, por lo que los objetivos con una gran apertura son perfectos para fotografiar en condiciones de baja iluminación, como al hacer retratos en interiores. Una segunda ventaja es que, al disparar con la apertura ajustada en su valor máximo, se produce un mayor efecto de desenfoque del fondo, una preferencia habitual de los fotógrafos de retratos.

Las siguientes imágenes se han tomado con la misma longitud focal, con una apertura que varía desde un tamaño pequeño (número f alto) en la primera toma, hasta uno amplio (número f bajo) en la tercera. En la fotografía de retratos, es imprescindible recurrir a un objetivo de gran apertura para intentar evitar que la atención se centre en los fondos. En la tercera imagen, el fondo no distrae la atención del espectador, pues se redirige a la cara del sujeto para crear un retrato mucho más impactante.

Estos retratos fueron fotografiados con diferentes aperturas con una cámara EOS M5, con un objetivo EF-M 32mm f/1.4 STM de Canon.

Para mayor información, visita https://www.canon.com.mx/

Deja un comentario