Cómo preparar tu oficina para la llegada de la primavera

Entra en armonía con la naturaleza y renueva tu espacio de trabajo para llenarte de la energía de un nuevo ciclo.

La llegada de la primavera inspira una actitud de renovación, el momento perfecto para hacer cambios que te llenen de entusiasmo. Una buena manera es transformando tu oficina, el lugar donde pasamos la mayor parte del día.
Para Mario Cantón, director de Customer Experience de Steelcase, líder global en investigación de entornos laborales, es esencial procurar el bienestar en el trabajo a través de ambientes agradables, prácticos y en armonía con la naturaleza, lo cual potencializa la creatividad, así como la concentración.

“De acuerdo con el Informe Global de Espacios Humanos realizado por Interface, la percepción de bienestar aumenta un 15% cuando las personas están en entornos con elementos naturales y una correcta iluminación. Esto es especialmente relevante cuando se considera que el 33% de los trabajadores a nivel global reportaron que el diseño de una oficina afecta en su decisión de trabajar para una empresa, según el mismo estudio”, asegura el experto.

Por eso, aprovecha esta época del año para renovar tu lugar de trabajo con prácticos tips que te harán disfrutarlo al máximo mientras elevas tu productividad:

Un ambiente verde

Qué mejor manera de armonizar tu oficina que con el olor de la naturaleza. Te recomendamos conseguir unas macetas o vasos de vidrios bonitos y colocar en su interior algunas hierbas fragantes. Pueden ser hojas que desprendan un aroma agradable, como la lavanda, gardenias, eucalipto, lirios, geranios, etc.

Además, puedes inspirarte en el diseño biofílico, una tendencia que busca crear conexiones visuales y físicas con la naturaleza. El Informe Global de Espacios Humanos señala que los elementos vivos dentro de un espacio ayuda a evitar la fatiga que acarrean las tareas de mucha concentración. Llena tu lugar de plantas, pueden ser pequeños cactus o algunas que no sean tan delicadas como la sansevieria, la fitonia, aloe vera o el bambú. Encuentra una que refleje tu estilo personal y que en verdad te comprometas a cuidar.

Consiente a tus sentidos

La riqueza sensorial expande la mente y estimula la creatividad. En ocasiones no es posible realizar cambios tan drásticos en la oficina, como modificar el color de las paredes o comprar otros muebles, pero las grandes cosas se construyen de pequeños detalles.

Juega con los colores, las texturas, los materiales. Puedes colgar un cuadro, comprar un pequeño tapete de fibras naturales para limpiar tus pies, cambiar el mouse pad, colgar algunos adornos arriba de tu ordenador, colocar un portarretratos o pegar fotos de paisajes en tu pared. Sólo es cuestión de abrir un poco la imaginación para pensar cómo puedes mejorar tu lugar.

Ver las cosas bajo otra luz

La iluminación de tu espacio no sólo es importante en cuestión de visibilidad, sino que un entorno claro nos llena de energía para terminar los pendientes y emprender ideas novedosas. Intenta pasar más tiempo en los sitios donde exista luz natural. Si estás cerca de una ventana, puedes pegarle un detalle que te saque una sonrisa cuando lo veas.

En caso de que no tengas acceso a los rayos del sol, busca que el color de luz que está cerca de ti sea agradable, te sirva para trabajar y logres ver todo. Si no, procura la posibilidad de cambiarla o de conseguir una lámpara que se ajuste a tus necesidades.

Mantente fresco

Comienza la época de calor, por lo que llegó el momento de combatir los bochornos que interfieren en el trabajo. Toma las precauciones para que siempre estés hidratado y fresco: lleva un bote para rellenarlo de agua, ten en tu lugar un pequeño ventilador o un abanico, y si es necesario ve a tomar aire fresco cuando lo necesites, un poco de oxigenación ayuda a enfocar la mente.

La primavera florece otro año. No dejes pasar la oportunidad de comenzar una temporada simbólica de renacimiento a través de la construcción de un entorno ideal para el crecimiento profesional y personal, donde más que en un trabajo, sientas que estás en casa.

Deja un comentario