Carbyne obtiene patente en Estados Unidos para realizar videollamadas al #911

  • El COVID-19 y las recientes protestas sociales han despertado una creciente demanda en la adopción de tecnología para la seguridad pública, donde Carbyne está contribuyendo con innovación para los centros de llamadas de emergencia en todo el mundo. 

Carbyne, líder mundial en soluciones para la gestión inteligente de llamadas de emergencia en tiempo real, recibió la patente estadounidense 10,686, 618 B2 por su solución que transmite video en tiempo real, desde el dispositivo móvil de la persona que llama directamente al centro de llamadas de emergencia, esto sin necesidad de instalar ninguna aplicación por parte del usuario.

Esta patente, que se añade a las cinco que ha obtenido Carbyne, permite a los centros de llamadas la recuperación automática del número telefónico del usuario, cuando éste marca al número de emergencias. Una vez recuperado, a través de la plataforma de Carbyne el personal de los centros de emergencias puede enviar al ciudadano un enlace, que al hacer clic en él, la persona da autorización y acceso a la cámara de su smartphone, estableciendo una conexión de vídeo en directo con él.

Esta conexión permite a los operadores del centro de emergencia tener una clara conciencia del entorno del incidente, y de esta manera, al tener los detalles, optimizar la ayuda: ya sea un tema médico remoto, como lo ha sido la asistencia de partos, recientemente ocurrido uno en Coahuila, o una consulta de triage especializado como por COVID-19, o un tema de violencia doméstica, que en últimas fechas se ha visto incrementado, o un tema de seguridad pública, entre otros. 

Estamos entusiasmados por recibir la patente de nuestra solución en Estados Unidos, la cual se suma a nuestra lista de países en los que ya contamos con ella, incluyendo Israel y México”, comentó Amir Elichai, CEO de Carbyne. “Carbyne está a la vanguardia del servicio a los ciudadanos y los centros de emergencia. La respuesta a nuestra tecnología ha sido tremenda en todo el mundo. En los recientes tres años, nuestra solución de transmisión de video en vivo permitió a los centros de emergencia de todo el mundo salvar más vidas. Esperamos que nuestra tecnología esté disponible para más centros de emergencia en los Estados Unidos y en México”.

Esta es una solución de tipo no invasiva ya que no requiere ningún acceso a los protocolos del centro de llamadas, sus datos o de cualquier otra plataforma (excepto la línea telefónica). La solución es nativa de la Nube, puede ser desplegada y configurada en cuestión de minutos e incluso de manera remota, algo muy revolucionario en la industria de la seguridad. Para ofrecer una respuesta a las preocupaciones sobre la privacidad de los datos, los centros de llamadas no tienen acceso a la cámara de la persona que llama sin su consentimiento.

Actualmente, el uso de video en tiempo real aumenta la seguridad y la eficiencia para los ciudadanos y los socorristas. En un momento en el que se está reinventando la seguridad pública, la población demanda tecnologías modernas y soluciones integrales. Para el personal que atiende las emergencias, como paramédicos y socorristas, la posibilidad de conocer los detalles del incidente gracias al vídeo, antes de llegar al lugar de los hechos, aumenta la conciencia de la situación, acelerando y optimizando la ayuda necesaria. 

Existen casos que los mismos oficiales utilizan la plataforma de Carbyne para conectarse con su centro 911 para reportar la “vista en vivo” del oficial. La frase “llamada Carbyne” es usada a menudo por la policía cuando necesitan refuerzos en vivo en una situación de riesgo. A diferencia de una cámara corporal que no puede entregar imágenes en tiempo real, Carbyne lo proporciona de manera óptima.

Además, la función de “Incident Conferencing” de la compañía, amplía el uso del vídeo en directo, ya que permite que varias personas se conecten al mismo incidente, transmitan el vídeo del incidente directamente a los primeros respondientes y crear una sinergia en red sin precedentes.

Las innovadoras soluciones de Carbyne se despliegan en más de siete países del mundo, incluidos 23 estados en los Estados Unidos, en México 18 estados usan esta tecnología, cubriendo a más de 70 millones de mexicanos. Las soluciones de Carbyne fueron muy eficaces para gestionar el creciente volumen de llamadas relacionadas con el COVID-19. Los centros de llamadas pudieron integrar a los médicos en sus operaciones y acceder de forma remota a las personas que llamaban para evaluar los síntomas, aminorando las oportunidades de contagio por contacto. Esto ha ayudado a mantener el distanciamiento social en los periodos más críticos, a aumentar la seguridad de los socorristas y a reducir el tráfico en los hospitales.

Deja un comentario