¿Adiós a la era Mad Men?

Desde la publicidad impresa hasta el video digital, conectar con la audiencia a través del storytelling es siempre el mayor reto de los creadores de contenido

Los años 60, mejor conocidos como “la era dorada de la publicidad”, marcaron un parteagüas para la industria, dejando atrás los grandes textos; sustituyéndolos por slogans cortos que, combinados con imágenes y buen humor, lograban llegar al subconsciente de las personas al convertirlas en adeptas de ciertas marcas o productos; introduciendo el concepto de “la gran idea” y empezando, al mismo tiempo, a enfatizar la importancia de la creatividad, así como un buen storytelling para poder alcanzar a los compradores.

Esta premisa nos lleva a cuestionarnos ¿qué tanto ha cambiado realmente esto? ¿qué retos ha traido consigo la nueva era de la publicidad digital? De entrada, hay que tomar en cuenta que en aquellos años dorados solo existián los medios impresos o la televisión para informarnos, no habían redes sociales y realmente los usuarios no acostumbraban, o siquiera les interesaba, interactuar de manera directa con las marca. Hoy es otra historia, la digitalización de la comunicación trajo consigo clientes exigentes, que buscan la personalización, ese “algo” que los hace sentir que las compañías los conocen y no son sólo un número más.
“Nos encontramos en una era digitalizada, con una sobrecarga abrumadora de información y, si a esto le sumamos consumidores exigentes que quieren recibir contenido personalizado de la mayor calidad en el menor tiempo posible, podría parecer que alcanzar a las audiencias es casi imposible” destacó Mayra Contreras, Country Managing Director de Teads en México.

“Sin embargo, esto no tiene por qué ser así, la clave está en crear una historia que logre engancharlas desde el primer momento”.

Así lo demuestra Making 6 seconds count, estudio realizado por Teads, la plataforma global de medios, en asociación con RealEyes, dentro del cual se destaca que los primeros seis segundos de un anuncio son clave para enganchar al espectador. ¿Cómo lograrlo? Tal como lo probaron los MadMen originales, todo depende del storytelling.

Solo hace falta remontarnos a los comerciales de los años 60, que retrataban a una persona utilizando cierto producto o servicio, mostrando una reacción positiva que representaba cómo los había hecho felices o mejorado su vida. Si llevamos esto a la era moderna, lo único que ha cambiado es que ahora tenemos aún más medios y canales para llegar a nuestras audiencias pero menos tiempo para hacerlo.

“Esto no es necesariamente un obstáculo. Por el contrario, la tecnología ha llegado a facilitar el trabajo de los publicistas, que ahora cuentan con herramientas de pre-testing, como Creative Lab de Teads, la cual da una oportunidad que antes no tenían: medir el éxito de una campaña antes de ser lanzada, evitando pérdidas y contando desde el primer momento con una aproximación a cómo las personas van a reaccionar ante cierto contenido. Esto les otorga control, al permitirles entender cuáles son los componentes o mensajes que mejor funcionaron ante la audiencia, lo que al final se traducirá en el establecimiento de una conexión real con los usuarios” agregó la experta.

Han pasado casi seis décadas desde la era MadMen, sin embargo, ya sea a través de carteles, comerciales de radio o televisión, o publicidad digital en video, la historia solo nos ha demostrado una cosa: el storytelling seguirá siendo el rey.

Deja un comentario