3 consejos para utilizar la inteligencia emocional cuando se trabaja desde casa

He trabajado como formador para las organizaciones de ventas de Oracle en las regiones de EMEA y Asia-Pacífico durante cuatro años. He entrenado a más gente de la que puedo contar, desde representantes de ventas hasta ejecutivos. En 1995, cuando Daniel Goleman, publicó su libro, Inteligencia emocional: Por qué puede importar más que el coeficiente intelectual, me fascinó el tema de la inteligencia emocional.

En pocas palabras, la inteligencia emocional se describe como una nueva forma de ser inteligente, que es igual de importante para lograr el éxito que el coeficiente intelectual o la experiencia técnica. Se ha popularizado en las últimas dos décadas a medida que los investigadores han descubierto hallazgos clave de que la inteligencia emocional puede impactar en el éxito de los negocios y el liderazgo, incluso aún más que el coeficiente intelectual.

¿Por qué es importante la inteligencia emocional? La respuesta es sencilla: Durante los últimos meses, la humanidad se encuentra en un territorio inexplorado en el que las rutinas diarias se han visto alteradas. Se ha tenido que ajustar la vida al distanciamiento social, donde casi no hay interacción a nivel personal, y las interacciones cara a cara son muy limitadas. La mayoría de las personas se encuentran trabajando desde casa, cuando están acostumbradas a ir a una oficina. Hoy, las videoconferencias en lugar de las reuniones en persona son el pan de cada día y los temas laborales se discuten por teléfono o correo electrónico, cuando lo que se acostumbra es caminar por el pasillo hasta alguna oficina para revisar los proyectos.

Para las personas dedicadas a las ventas y consultoría que están acostumbradas a las presentaciones en persona esto ha resultado aún más complicado ya que tratan de “leer” a las personas con las que interactúan a través del monitor. Al mismo tiempo, muchos se encuentran realizando malabares con niños pequeños que normalmente están en una guardería o con niños escolarizados en casa que necesitan atención.

La inteligencia emocional es más importante que nunca para poder navegar con éxito en estos tiempos sin precedentes, tanto a nivel profesional como personal.

La empatía es la clave.

Sin profundizar demasiado sobre la Inteligencia Emocional, una habilidad crucial de ello es la empatía. Es de dominio público la frase: “Antes de juzgar, ponte en sus zapatos”.  En otras palabras, significa ponerse en el lugar de la otra persona para entender sus circunstancias, experiencias, desafíos, pensamientos y emociones.

Es tiempo de utilizar el dicho anterior en el marco de las actuales circunstancias colectivas de quedarse en casa, perros ladrando en las conferencias telefónicas, y niños entrando en videoconferencias pidiendo ayuda con sus clases.

La empatía se ha convertido en algo tan importante para crear una conexión humana y un entendimiento compartido en lo que la humanidad se ajusta a un nuevo mundo de distanciamiento social. Son tres los comportamientos clave para lograr la empatía:

  • Escucha activa – Concentrarse completamente en lo que el orador está diciendo para poder entenderlo a profundidad para poder responder apropiadamente.
  • Curiosidad – Un deseo genuino de obtener conocimiento e información haciendo las preguntas correctas.
  • Conexión emocional – Crear un vínculo genuino al compartir con el interlocutor la comprensión necesaria.

Construcción de la Inteligencia Emocional y la empatía en nuestra nueva forma de vida.

Un conocido psicólogo clínico, el Dr. Martyn Newman, revisó más de 100 de los trabajos de investigación de Goleman y desarrolló una estructura de 10 competencias emocionales basadas en lo que observó en los diferentes estudios. Su minuciosa investigación, estableció claros vínculos entre las 10 competencias emocionales y sociales, aunadas al liderazgo y el éxito profesional sobresalientes. La buena noticia: se pueden desarrollar y mejorar todas estas competencias/habilidades.

Uno de los conceptos favoritos de Goleman es el Modelo de Triple Enfoque, el cual involucra tres grupos:

  • Centrarse en uno mismo – Es la capacidad de comprender y moderar las emociones propias para poder mantenerse estable bajo presión, esforzarse por alcanzar objetivos a pesar de los reveses o cambios importantes que puedan haber ocurrido en las últimas semanas, y mantenerse con motivación día tras día en un mundo incierto. Si se llegará a presentar demasiado estrés en un día en particular, tal vez sea mejor reprogramar una llamada importante con un cliente para que esto no afecte la relación.
  • Centrarse en los demás – Esta es la capacidad para adaptarse a los cambios, mantenerse resistente y optimista, demostrar empatía por los demás, comunicarse con claridad, fomentar el trabajo en equipo y la colaboración. Estas habilidades son cruciales para crear conexiones ya que estamos distantes socialmente y se trabaja a distancia.
  • Enfoque en los sistemas – Es la comprensión de la organización o industria en particular. Es vital saber cómo navegar por una organización, esto puede ser muy útil para realizar tareas y establecer una relación con los colegas clave cuando se trabaja de manera remota.

Consejos para optimizar la interacción con colegas mientras se trabaja a distancia.

A medida que nuestro mundo laboral cambia a las tecnologías online, es importante tomar en cuenta estos tres consejos tecnológicos, pero teniendo en mente nuestra Inteligencia Emocional:

  • Videoconferencias – Puede ser abrumador y agotador estar frente a la cámara durante horas todos los días. También puede ser una distracción mirarnos en cámara, como si estuviéramos mirando un espejo. A veces los colegas pueden no querer estar en un video y preferirían una llamada de audio, lo cual está bien. 
  • Textos y correos electrónicos – Todos sabemos que es difícil leer las emociones en las comunicaciones escritas como los textos y los correos electrónicos. La situación se agrava ahora que la gente trabaja desde casa y hace malabares con muchas prioridades diferentes. Si no recibes una respuesta inmediatamente, no asumas que alguien te está ignorando, puede que estén ocupados y no sean capaces de responder tan rápido como te gustaría. Un truco, es utilizar la notificación de envío y recepción de correos electrónicos, así cuando se envíe un correo recibirás una respuesta y sabrás que fue recibido y leído, entonces puedes darle a tu compañero de trabajo el tiempo que necesite para responder cuando le sea posible.
  • Medios de comunicación social – Es importante tener gran cuidado al utilizar redes sociales y lo que se publica, para ser conscientes de cómo puede impactar a otros, o si puede ser algo negativo. Si se desea compartir algo se debe estar seguro de que sea edificante, inspirador o motivador.

La inteligencia emocional no es una habilidad innata, por lo que se puede mejorar día a día y mientras más se use y se esté consciente de ella mejor será el resultado. Con cada llamada, correo electrónico, texto o videoconferencia, se pueden desarrollar habilidades para escuchar activamente, hacer preguntas con una genuina curiosidad por la respuesta, manejar emociones, volverse más resistente a pesar de las malas noticias, contratiempos o cambios significativos, y demostrar empatía mientras otros hacen malabares con sus situaciones personales.

Lo que se está viviendo son tiempos sin precedentes y centrarse en la Inteligencia Emocional es una gran habilidad para ayudarle a manejar las circunstancias que se presentan.

Para más información sobre cómo Oracle Cloud Applications puede ayudar a trabajar de forma remota, visita: www.oracle.com/applications.

Kareem Tork, Entrenador de inteligencia emocional y efectividad de ventas en Oracle.

Deja un comentario