México se sitúa como un país emergente de acuerdo a su nivel de digitalización en las industrias. Las empresas son conscientes del potencial de la digitalización y un 60% ya cuentan con estrategias digitales dentro de sus modelos de negocio. Su implementación está orientada al logro de mayor competitividad en la economía global, informó Iván Pelayo, Vicepresidente de Digital Factory de Siemens.
La multinacional Siemens ve a México como uno de sus principales mercados a nivel global con potencial para adoptar y detonar la digitalización. La adopción de la digitalización en el sector industrial podría representar que el país se posicione como la quinta economía más influyente en el mundo, explicó.
Dentro del marco de la presentación de su Estudio sobre Digitalización en México elaborado con 196 de sus principales clientes de la multinacional en México, Pelayo dijo que las exportaciones manufactureras y la inversión privada en ese sector se están convirtiendo en motores dinámicos del crecimiento de la economía mexicana.

Y es que la industria en México es un pilar fundamental de la economía ya que representa el 32% del PIB y un 35% de las exportaciones, añadió.

México está a las puertas de la Industria 4.0 o cuarta revolución industrial marcada por la digitalización. La aplicación de las TI a los procesos de producción crea instalaciones autónomas y una cadena de producción auto gestionable, además de permitir una configuración que da respuestas de manera más rápida y eficiente para los requerimientos del mercado, explicó.

Los principales beneficios de la Industria 4.0 son la incorporación de tecnología digital en procesos industriales es capaz de elevar la productividad hasta en 20%, la reducción del “time to market” hasta un 50%, el aumento de la flexibilidad de la producción y de la personalización de la producción y la calidad, así como de la eficiencia en el uso de los recursos productivos

El Estudio que la compañía realizó, reveló la digitalización es un reto para México que ya empezó a ocurrir y será clave en el incremento de la competitividad económica de país, donde el capital humano es un factor clave para la transformación digital y la sinergia de sectores es imprescindible para la transformación digital.

La transformación digital es una revolución tecnológica que está transformando a la sociedad y a la economía mexicana. Es una oportunidad de mejora competitiva para todos los sectores y un reto que se debe abordar conjuntamente desde los sectores gubernamental, empresarial y académico, explicó el VP de Digital Factory de Siemens Mesoamérica.

La transformación digital podría implicar un incremento de 3 mil 500 millones de pesos en la industria mexicana para el año 2025. La digitalización en México se suma a las reformas estructurales que está viviendo el país, y exige que México responda al desafío de lograr una actuación coordinada y una alianza cooperativa entre el gobierno, la industria y las universidades. La sinergia de esfuerzos podría acelerar el desarrollo económico del país.

Existe un importante gap entre la profesionalización del capital humano en México y el grado de madurez digital y competitividad que pretenden lograr las industrias. La capacitación del personal es un factor vital para la adaptación de las compañías y la inclusión de estrategias digitales orientadas a la mejora de la eficiencia, productividad y calidad de su oferta.

Siemens es la primera compañía europea con una división específica en digitalización. Y como parte de su estrategia de digitalización adquirió recientemente Mentor Graphics. Siemens considera que la digitalización proveerá nuevos modelos de negocios y sobre todo generará cambios fundamentales tanto en los mercados como en las mismas estrategias de negocio internas, concluyó el ejecutivo.

DIGITALIZACIÓN EN MÉXICO

1. La transformación digital es un reto para México.
La transformación digital es una revolución tecnológica que está transformando a la sociedad y a la economía mexicana. Es una oportunidad de mejora competitiva para todos los sectores y un reto que se debe abordar conjuntamente desde los sectores gubernamental, empresarial y académico.

2. La digitalización ya está ocurriendo en México.
México se sitúa como un país emergente de acuerdo a su nivel de digitalización en las industrias. Las empresas son conscientes del potencial de la digitalización y ya cuentan con estrategias digitales dentro de sus modelos de negocio. Su implementación está orientada al logro de mayor competitividad en la economía global.

3. La digitalización es clave para incrementar la competitividad.
La transformación digital podría implicar un incremento de 3 mil 500 millones de pesos en la industria mexicana para el año 2025. La digitalización en México se suma a las reformas estructurales que está viviendo el país, como un factor clave para la modernización y el desarrollo de su potencial como una de las 5 economías más prometedoras a nivel global.

4. El capital humano, factor clave para la transformación digital.
Existe un importante gap entre la profesionalización del capital humano en México y el grado de madurez digital y competitividad que pretenden lograr las industrias. La capacitación del personal es un factor vital para la adaptación de las compañías y la inclusión de estrategias digitales orientadas a la mejora de la eficiencia, productividad y calidad de su oferta.

5. La sinergia de sectores es imprescindible para transformación digital.
La digitalización implica una transformación cultural y exige que México responda al desafío de lograr una actuación coordinada y una alianza cooperativa entre el gobierno, la industria y las universidades. La sinergia de esfuerzos podría acelerar el desarrollo económico del país.

MUESTRA DEL ESTUDIO

Se realizó una encuesta a 196 de los clientes más destacados de Siemens en México.
De acuerdo al tamaño de empresa se clasificaron como:
• 82% de los ejecutivos pertenecían a pequeñas y medianas empresas (pymes).
• 16% colaboraban en grandes compañías que cuentan con más de 500 empleados.
• 2% no definió el tipo de empresa en la que colaboraban.

Los clientes seleccionados para el estudio fueron categorizados en 23 sectores industriales, destacando con mayor participación las industrias:
• 27% industria de equipos eléctricos y electrónicos.
• 10% industria de infraestructura y construcción.
• 9% industria automotriz.
• 8% industrias energéticas.
• 7% Industria de alimentos y bebidas.

RESULTADOS DEL ESTUDIO

1. LA IMPORTANCIA DE LA DIGITALIZACIÓN
Los clientes de Siemens en México perciben a la digitalización como un motor de cambio en la gestión.
Lo entienden como un proceso de migración de entornos análogos a digitales.
Saben que la digitalización genera mejoras en la eficiencia en la toma de decisiones, optimización de recursos y servicios orientados al cliente.
Las empresas tienen dos tipos de enfoque como resultado de sus procesos de integración digital:
• Flujo de trabajo y a la integración de procesos inteligentes dentro de su propia infraestructura.
• Consecuencias ambientales positivas que la digitalización es capaz de proveer.

Las prioridades en tecnologías digitales de nuestro tiempo son: software y aplicaciones, Internet de la Cosas y Sistemas Ciberfísicos.
• 35% desarrollo y uso de nuevos softwares y aplicaciones.
• 33% Internet de las Cosas representa el punto más visible del salto digital.
• 32% consideró que los sistemas ciberfísicos.

El 90% consideró importante establecer estrategias integrales de digitalización dentro de sus modelos de negocio.

Las compañías esperan obtener de las estrategias de digitalización mayor eficiencia y transparencia en sus procesos así como generar menor contaminación ambiental.
• 88% de cada industria espera un servicio mejorado y una mayor calidad en su oferta.
• 82% quiere obtener mayor eficiencia energética.
• 84% espera una mejor cooperación.
• 81% mayor transparencia en sus procesos de negocio.
• 90% una menor contaminación ambiental.

2. IMPLEMENTACIÓN DE ESTRATEGIAS DIGITALES
59% de las empresas en México tienen una estrategia digital cuya implementación visionaria abarca un periodo de 1 a 5 años.

El 35% empresas ya están aplicando la digitalización en los rubros de:
• Análisis de procesos relacionados con la optimización e implementación de sistemas de control.
• Interfaces de servicio a sus clientes
• Ajuste de administración de datos e información.

60% de las empresas ya han implementado parcial o completamente alguna estrategia de digitalización. A continuación se muestran los porcentajes de adquisición de la digitalización por industria:

• 59% de las empresas de la industria eléctrica y de componentes electrónicos ya cuentan con una estrategia digital.
• 70% en la industria de infraestructura y construcción.
• 56% en la industria automotriz.
• 44% de las compañías de la industria de generación de energéticos en los rubros de transmisión de electricidad y utilidades, gas y petróleo.

La adopción de estrategias de digitalización en las empresas está directamente relacionada con su tamaño.
• Las pymes se enfocan en plataformas para clientes y proveedores.
• Las empresas grandes ponen atención a los sistemas de control digital para optimizar la eficiencia y administración de datos.

Nivel de adquisición de la digitalización por industria:
• 59% de las empresas de la industria eléctrica y de componentes electrónicos ya cuentan con una estrategia digital.
• 70% en la industria de infraestructura y construcción.
• 56% en la industria automotriz.
• 44% de las compañías de la industria de generación de energéticos en los rubros de transmisión de electricidad y utilidades, gas y petróleo.

Las estrategias digitales llevadas a cabo por industria, están directamente relacionadas con el ciclo de vida de sus productos. Prioridades por industria:
• 40% en industria eléctrica y de componentes electrónicos están enfocadas en la visualización de la información y en las interfaces digitales para sus usuarios finales.
• 30% en la industria de infraestructura y construcción están orientadas a la virtualización y automatización de procesos.
• 17% en la industria automotriz ponen prioridad en la automatización de procesos de producción y en obtener interfaces de red digitales para máquinas y proveedores.
• 13% en la industria de generación de energéticos están orientados a la visualización de procesos digitales integrados como parte de sus prioridades clave.

Las estrategias digitales están concentradas principalmente en:
• Implementación de sistemas de control
• Administración de datos y procesos
• Desarrollo de interfaces para sus clientes.

Tendencia clara hacia la mejora de la velocidad de respuesta, el incremento de la eficiencia, la flexibilidad y la capacidad operativa de las industrias.

• 50% de las empresas espera conocer las tendencias que predominarán en el futuro.
• 80% de las empresas enfocan su planeación estratégica de digitalización a corto plazo, 1 a 5 años.
• El 60% de las industrias perciben las estrategias digitales avanzadas.
• Sólo el 35% de las empresas que la han implementado realizan un análisis del impacto económico en su empresa.

En México sólo 54% de las empresas cuentan con un área responsable de liderar las estrategias digitales.

90% de las compañías ejercen una gestión centralizada.
• Las áreas de TI en las grandes empresas.
• La gerencia en las pymes.

Siemens considera que la toma de decisiones sobre las estrategias de digitalización demanda la participación de todas las áreas de una empresa.

3. OBSTÁCULOS DE LA DIGITALIZACIÓN

• Carencia de know-how y experiencia.
51% de las empresas informaron que sus empleados tenían un conocimiento de nivel medio sobre digitalización.

• Falta de capital humano capacitado
67% de las compañías considera la inversión en la capacitación de su personal como el impulsor más importante del crecimiento de la empresa.

Como respuesta a la carencia de un conocimiento las empresas se han visto obligadas a reposicionar y acrecentar las posiciones del Chief Information Officer (CIO) y del Chief Technology Officer (CTO).

• Altos costos de operación para software y licencias
56% considera que la digitalización se debe volver una parte fundamental dentro las estrategias corporativas y es urgente una profunda comprensión.

• Ausencia de incentivos fiscales y apoyo gubernamental.
50% de las empresas lamentó que no existan incentivos fiscales para invertir en tecnologías digitales y la ausencia de un marco legal reglamentario que regule el proceso de digitalización

Sin embargo, a pesar de los obstáculos, el estudio demuestra que la mayor parte de las empresas ya han desarrollado estrategias digitales dentro de su organización y están siendo partícipes de la transformación digital en México.