Con la adquisición de CoreOS, Red Hat redobla su apuesta en tecnología para ayudar a los clientes a diseñar, ejecutar y administrar aplicaciones dentro de contenedores en entornos híbridos y multicloud

RALEIGH, CAROLINA DEL NORTE – 6 de febrero de 2018 – Red Hat, Inc. (NYSE: RHT), el proveedor líder mundial de soluciones de código abierto empresarial, anunció hoy que firmó un acuerdo definitivo para adquirir CoreOS, Inc., una empresa innovadora y líder en Kubernetes y soluciones para contenedores, por $250 millones de dólares, sujeto a ciertos ajustes al momento del cierre, los cuales se prevé no sean significativos. La compra de CoreOS promoverá la visión de Red Hat de permitir que sus clientes diseñen aplicaciones y las implementen en cualquier entorno con la flexibilidad que brinda el código abierto. Al combinar las capacidades complementarias de CoreOS con la amplia cartera de Kubernetes y contenedores de Red Hat —que incluye Red Hat OpenShift—, la compañía busca acelerar aún más la adopción y el desarrollo de la plataforma de nube híbrida líder de la industria para las modernas cargas de trabajo de aplicaciones.

A medida que las aplicaciones se trasladan a entornos híbridos y de múltiples nubes, aumenta el número de organizaciones que utiliza los contenedores para diseñar, implementar y trasladar aplicaciones más fácilmente a la nube o de una nube a otra. IDC destacó[1], “Se están logrando avances significativos en la adopción, simplificación y portabilidad de la nube. La demanda de nubes continúa en aumento y las empresas prevén hoy que las arquitecturas de nube dominarán sus gastos en los próximos años. Gracias a que los contenedores son cada vez más sofisticados, los clientes recurren a sus proveedores de plataformas de aplicaciones para pedirles ayuda para utilizar los contenedores y así hacer la transición a las actuales aplicaciones de producción y ampliarlas, con el propósito de que sean útiles en una nube pública o privada.

CoreOS se fundó en 2013 con el objetivo de diseñar y ofrecer a organizaciones de todo tamaño una infraestructura que reflejara la de las grandes compañías de software, aplicar parches en servidores de forma automática y ayudar a resolver aspectos críticos como las caídas, la seguridad y la resiliencia. Esta firma popularizó desde sus inicios sistemas operativos Linux optimizados para contenedores, y se ha ganado una excelente reputación como líder detrás de tecnologías premiadas que facilitan la amplia adopción de aplicaciones escalables y resilientes alojadas dentro de contenedores.

CoreOS es el creador de CoreOS Tectonic, una plataforma Kubernetes empresarial que ofrece operaciones automatizadas, permite la portabilidad entre proveedores de nubes privadas y públicas, y se basa en software de código abierto. Asimismo, ofrece CoreOS Quay, un registro de contenedores empresariales; CoreOS también es reconocida por ayudar a fomentar muchas de las innovaciones open source que constituyen el eje de las aplicaciones dentro de contenedores, incluyendo a Kubernetes, donde es uno de los principales colaboradores; Container Linux, una distribución ligera de Linux creada por CoreOS que automatiza las actualizaciones de software y es simplificada para ejecutar contenedores; etcd, el almacén de datos distribuidos para Kubernetes; y rkt, un motor de contenedores de aplicaciones que se donó a la Cloud Native Computing Foundation (CNCF), que ayudó a impulsar el actual estándar de la Iniciativa de Contenedores Abiertos (OCI, por su sigla en inglés).

Red Hat fue uno de los primeros en adoptar los contenedores y su orquestación. Ha realizado grandes aportaciones a las comunidades open source relacionadas, entre ellas, Kubernetes, de la cual es el segundo colaborador más importante después de Google. Red Hat también se destaca por hacer posible que organizaciones de todas partes del mundo adopten aplicaciones basadas en contenedores, incluido su trabajo con Red Hat OpenShift, la plataforma de Kubernetes empresariales más completa de la industria. A partir de esta combinación de Red Hat y CoreOS, Red Hat amplía su liderazgo tanto en las soluciones de la comunidad de desarrollo como en las basadas en contenedores empresariales.

No se prevé que esta operación tenga un impacto sustancial en los pronósticos de Red Hat para el cuarto trimestre fiscal que finaliza el 28 de febrero de 2018.

Está previsto concluir la operación en enero de 2018, la cual está sujeta a las condiciones de cierre habituales.