Cada vez que alguien va al trabajo o a la escuela su objetivo es hacer el menor tiempo posible de traslado y claro, gastar poco dinero. Para lograrlo, generalmente utiliza varios medios de transporte para llegar a su destino, como el Metro, autobuses, bicicleta o taxis. Estos hábitos en los traslados forman parte de un nuevo sistema de movilidad conocido como intermodalidad urbana.

Si tomamos en cuenta la problemática actual de los sistemas de transporte en la Ciudad de México, podemos ver que tan sólo el Metro está planeado para 3 millones de usuarios diarios, pero cada día recibe alrededor de 5.5 millones de usuarios, esto significa una saturación adicional de 2.5 millones de personas, aproximadamente.

Esta situación ha propiciado la aparición de otros medios que buscan solucionar el problema de transporte, tal es el caso del servicio Ecobici, que hasta principios de este año contaba con 240 mil usuarios registrados y 35 mil viajes diarios realizados. Este panorama puede hacer cambiar de parecer a aquellos que aún no entienden cómo funciona la intermodalidad urbana.

La intermodalidad urbana se presenta cuando usuarios que viven o laboran en la parte norte y oriente de la Ciudad de México, como Vallejo o Iztapalapa; realizan traslados cortos hacia sistemas de transporte públicos, ejemplos: Metro o Metrobús para trasladarse a sus lugares de trabajo que suelen estar en la parte central de la ciudad.

Lo mismo sucede en los llamados Centros de Transferencia Modal (CETRAM), como el de Rosario o Chapultepec, donde mucha gente realiza estas interconexiones hacia sus oficinas, utilizando medios como: autobuses, bicicletas y taxis. En ambos escenarios, esos pequeños viajes entre grandes distancias son los que se pueden realizar a través de aplicaciones de movilidad con el fin de llegar rápido y ahorrar tiempo.

Para Ramón Escobar, Country Manager de Easy en México, la seguridad y la practicidad son otros dos temas importantes cuando se habla de movilidad e intermodalidad urbana. “Con la llegada de servicios como Easy, se ha diversificado el ciclo de viajes de las personas para llegar a sus destinos, ya que se combina el servicio público con el privado, para llegar rápido, a un buen precio y de manera segura”, añadió Escobar.

Easy, además de ser una nueva alternativa de movilidad en las ciudades, es una de las aplicaciones que más ha diversificado sus servicios para adaptarse a las nuevas necesidades de los habitantes, ya que brinda opciones de transporte a través de taxis públicos y autos privados, además el beneficio de multimodalidad de pago hace posible pagar con tarjeta de crédito, débito o efectivo.

Aunque en cuestiones de movilidad ya hay avances, en los próximos años esta tendencia tendrá mayor impacto en los hábitos de movilidad de los capitalinos. Por su parte, Easy se mantiene diversificando y mejorando sus servicios, con el fin de acercar a los usuarios a más opciones que puedan conectar con sus medios de transporte cotidianos. Easy Bici o Easy Corporate son sólo algunos ejemplos que la marca ha impulsado para que más personas se conecten con la movilidad intermodal que existe actualmente en sus ciudades.