El Internet de las Cosas es vasto, pero ¿qué tan vasto? ¿Cuántas cosas se conectan y se conectarán al internet en el futuro? Tal vez Carl Sagan hubiera dicho: “Miles de millones.” Y ese número probablemente se queda corto.

Pero el IoT es más que sólo vasto. Es una nueva frontera que permite hacer negocios de manera diferente, servir a los clientes y mejorar la vida en nuevas maneras. Reduzcamos las cosas un poco y miremos el IoT una galaxia a la vez, comencemos con el rastreo de activos, que está haciendo una gran diferencia en el sector salud, el comercio y la industria.

Sector salud

En un hospital, los activos incluyen dispositivos, camas, estiradoras y sillas de ruedas, cualquier cosa que se pudiera necesitar para tratar a un paciente. Cuando se trabaja salvando vidas, un cuidador necesita acceso inmediato a los activos. El IoT puede ayudar con eso, poniendo una etiqueta electrónica en alguno de estos aparatos, una enfermera puede usar una app para localizarlo dentro del hospital o el campus. El IoT es una parte crucial de las instalaciones responsivas de cuidado de la salud de próxima generación. Mejora el flujo de trabajo del hospital y la experiencia del paciente, pero más importantemente, el resultado de su estadía.

Comercio

Entre más exitoso sea el comerciante mayorista, mayor será el número de activos en su inventario y más complicada la tarea de rastrearlos. Un comerciante de gran tamaño puede tener problemas para colocar la mercancía adecuada en el estante correcto y esos errores pueden resultar costosos, por ejemplo, un cargamento mal colocado podría activar una orden innecesaria para volver a surtir el inventario. Al poner etiquetas electrónicas en la mercancía, los gerentes de inventario pueden encontrar rápidamente un cargamento en vez de rastrearlo manualmente. La ineficacia se elimina, y los clientes pueden encontrar lo que necesitan. Las etiquetas electrónicas, combinadas con tecnologías de ubicación como los beacons pueden ayudar a localizar elementos difíciles de rastrear con una simple app móvil.

Industrial

El motor de un avión es un activo muy valioso compuesto de miles de piezas. Su tiempo de vida se puede medir en décadas, y arruinarlo no es una opción. Con datos recabados gracias a sensores colocados en el motor, los constructores de estos pueden generar modelos computacionales de cada motor (gemelos digitales) que imitan el desempeño del motor verdadero. Los ingenieros de mantenimiento pueden correr simulaciones en el “motor digital” para saber qué partes se desgastarán primero, incrementando la posibilidad de una falla. Con

esta información el mantenimiento preventivo se aplica con una gran eficiencia, lo que permite al motor operar de manera segura y poco costosa.

El borde

Con tantas cosas conectadas y listas para brindar información valiosa, es importante pensar cómo va a llegar dicha información desde donde se origina hasta el motor que la analizará y sacará conclusiones valiosas de ella. Vaciar todos los datos desde los activos hasta la nube es demasiado costoso y tardado. Al menos un poco del análisis debe hacerse cerca de los activos, en el borde de la red. El borde inteligente es una parte clave para aprovechar la revolución del IoT.

Alguna de la información debe operarse local y rápidamente. Si está en una planta de producción, necesita saber de inmediato si una máquina vibra de manera que genere una falla o defecto de producción. Estos datos deben analizarse rápidamente en tiempo real, para que un técnico pueda actuar de inmediato, pero otros datos deben enviarse a una ubicación central donde se puedan agregar a la información de otras plantas para analizar tendencias a largo plazo. Se necesita arquitectura hibrida que incorpore tanto a la nube como el borde inteligente.

Mantener el IoT seguro

Gracias al gran número de dispositivos y la variedad de lugares donde se ubican, el IoT amplia dramáticamente el perímetro que se debe mantener seguro. La seguridad en el IoT es u tema amplio que se puede discutir a gran detalle, pero por ahora se puede destacar la idea de la visibilidad. Dados los enfoques actuales en seguridad, los dispositivos IoT pueden ser invisibles desde la perspectiva del departamento de TI, pero no para la comunidad de hackers. Sobra decirlo, pero es una receta para el desastre, es crítico tener visibilidad sobre las cosas que están conectadas a su red. Si está implementando el IoT debe considerar implementar ClearPass, que automáticamente descubre todos los dispositivos que utilizan una dirección IP incluyendo los dispositivos IoT que están conectados a su red.

Explore el universo en expansión

Es fácil pensar que el IoT es fundamentalmente hardware, pero es más que eso. El IoT incluye software en todas sus partes, desde el borde de la red hasta la nube y de regreso. Incluye la captura de datos, conectividad, seguridad, cómputo y análisis de datos. Conforme el número de dispositivos IoT se multiplica, un universo en expansión se crea, y presenta nuevas oportunidades para mejorar, no sólo la productividad sino la vida misma.