Las Insurtech han atraído una gran cantidad de inversión de capital, y esta tendencia de financiación indica que muchas de estas startups están siendo consideradas por inversionistas como oportunidades comercialmente viables a gran escala, cabe destacar que en 2015 se observó una financiación total estimada de $2,669 billones de dólares. Concretamente, las reaseguradoras de Estados Unidos son las que han hecho una mayor inversión, alcanzando un 72% del total de las inversiones realizadas a nivel mundial1.

Alrededor del 4 por ciento de las startups en México se enfocan en el sector de seguros, estas empresas se conocen como Insurtech2. El término Insurtech proviene de la unión de las palabras Insurance & Technology; surgiendo como resultado de su predecesor Fintech (Finance & Technology), mismo que atraviesa un periodo de mayor madurez. La transformación digital en el sector asegurador impulsa un nuevo ecosistema formado por compañías de seguros, gigantes de la tecnología y startups.

Insurtech impulsa la innovación disruptiva a través del uso de intensivo de tecnología, proponiendo nuevas estrategias y modelos de negocio, modelos de relación con clientes y aprovechamiento del big data. El empuje de las Insurtech se basa en la respuesta a desafíos del negocio tradicional con la adopción de nuevas herramientas tecnológicas, nuevos modelos de negocio y nuevas estructuras corporativas.

En comparación con el 2013, en 2015 la financiación de Insurtech ha aumentado en 7.5x, llegando a los $3,1 mil millones a nivel mundial3.

Las Insurtech desafían al negocio tradicional con la adopción de nuevas herramientas tecnológicas e impulsando, nuevos modelos de negocio.

Las ventajas competitivas históricas, las valuaciones de mercado y la reputación que tomó décadas construir, se encuentra susceptible a ser desplazada por empresas dentro y fuera de la industria. El 48% de las compañías aseguradoras en el mundo temen perder al menos un 20% de su negocio ante las Fintech/Insurtech4. Las compañías aseguradoras deben ver a las Fintech, más que como una amenaza, como una oportunidad para traer capacidades digitales y acelerar la innovación.

Las aseguradoras, por un lado, mediante fondos de capital de riesgo, laboratorios digitales y la participación en aceleradoras, analizan e invierten en Insurtech disruptivas como palanca de innovación. Por otro lado, los gigantes tecnológicos también están adquiriendo, invirtiendo y colaborando en el espacio Insurtech, a fin de complementar sus capacidades digitales y la información del cliente con la que disponen.

Los gigantes tecnológicos están poniendo en valor la información de sus clientes y aprovechando su capacidad de procesamiento de datos. Sin embargo, algunos de estos gigantes tecnológicos, como es el caso de Google, están utilizando sus recursos para incursionar de manera independiente en la industria de los seguros, principalmente mediante la adquisición de Fintech/ Insurtech o la inclusión de plataformas de comparación de seguros como herramientas adicionales para sus plataformas.

Las Fintech son mejores para detectar y desbloquear la demanda emergente y latente. Pero a menudo se tropiezan con la forma de posicionar su concepto de negocio, no sólo porque a menudo lo hacen por primera vez, sino que también porque las habilidades necesarias para crear no son iguales a las habilidades necesarias para escalar su posicionamiento.

Las Insurtech deben ser ágiles y adaptar su propuesta de valor varias veces hasta que lo hagan bien. Las grandes empresas pueden asistir y obtener acceso a las proezas de las Insurtech en la creación de nuevos conceptos a través de la financiación en etapas tempranas y M&A en etapas posteriores. Pero lo ideal es que estas relaciones sean más que financieras y transaccionales. Eso es porque el capital es abundante, y hay más compradores que vendedores; La colaboración exitosa entre Insurtech y empresas de seguros establecidas debe ir más allá de acuerdos financieros: debe ser personal y orientada a la misión.

Las principales ventajas que presenta para una compañía de seguros la colaboración con una Insurtech:

· Representa una inversión de bajo riesgo

· Aumenta la cultura de innovación dentro de la compañía

· Refuerza el cumplimiento de la promesa de marca

· Significan una disrupción en los canales de distribución, potenciando la posibilidad de acceder a otros consumidores