Por Miriam Audelo, Account Development Manager para SAS México

El precio que paga una empresa que se transforma digitalmente no sólo implica “asumir el costo cultural” de una visión disruptiva que modifica la operación del negocio. De hecho, es una suma real y que se refleja en las inversiones que realizan las organizaciones.

Según datos de un estudio global, este año, el gasto en tecnologías para la transformación digital alcanzará un monto de $1.2 billones de dólares (cifra que llegará a los $2 billones de dólares en 2020) y se concentrará en cuatro áreas principales: Big Data y analítica, nube (cloud), soluciones de movilidad y plataformas sociales (para interactuar con consumidores pero también con aliados y proveedores).

No obstante, muchas organizaciones mexicanas podrían estar excluidas del indicador, ya que, como lo apunta una investigación de la OCDE, para las empresas de Latinoamérica el acceso a las innovaciones no siempre resulta sencillo; y uno de los obstáculos más importantes es la limitada capacidad económica para adquirir nuevas tecnologías.

Afortunadamente, así como plantea desafíos, la revolución digital de nuestros días también construye caminos para acercarse a personas y compañías. Viya es una prueba de ello. Desarrollada por SAS, Viya es una plataforma abierta de analítica concebida para funcionar en un ambiente de nube, lo que permite que una organización estudie a fondo sus datos -una habilidad esencial para un proceso de transformación digital- sin tener que comprar nuevos elementos de hardware o software.

Es decir, utilizando su infraestructura tecnológica actual, la que usa todos los días, una compañía recibirá los mejores beneficios de la innovación en analytics: conocer mejor a sus consumidores y prever sus inclinaciones o necesidades, detectar proactivamente fallas y riesgos en la operación corporativa, descubrir nuevas oportunidades en el mercado, diseñar pronósticos para enriquecer la estrategia empresarial, entre otros privilegios.

Para brindar dichas capacidades (que parecerían patrimonio exclusivo de compañías con enormes presupuestos), la esencia cloud de Viya es el factor determinante:
• Esta plataforma de analítica opera desde la nube, lo que implica que se adapta a cualquier tipo de infraestructura tecnológica.
• Viya se sustenta en el concepto de “pago por uso”, como si se tratara de un servicio por suscripción. Se abona el aprovechamiento de la solución, no el precio de una licencia de software.
• La gestión y el mantenimiento de la plataforma analítica también se realizan en la nube. En modelos de cómputo tradicionales, ambas tareas incrementan el costo de una implementación y, si la compañía no posee un alto expertise técnico, dificultan la operación de las herramientas innovadoras.

Una nube de eficiencia probada
Por supuesto, se podría afirmar que el ámbito cloud, en la actualidad, es el hogar de las soluciones más poderosas; muchas de ellas indispensables para poner en marcha una transformación digital. No importa el recurso que se busque -Big Data, movilidad, Social Media (medios sociales), analítica, aplicaciones especializadas-, en la nube no faltarán alternativas.

Sin embargo, en ese terreno, Viya es un caso aparte: es una plataforma desarrollada por el proveedor más experimentado en el campo de la analítica avanzada -de hecho, la compañía que prácticamente definió el nicho tecnológico hace 41 años.

De ahí que Viya, desde la nube, ofrezca una plataforma integral que considera todas las funciones críticas que caracterizan a una tecnología de la máxima calidad. En este sentido, Viya brinda capacidades como:

• Atención a todas las fases del proceso analítico: preparación y gestión de datos, procesamiento de la información y presentación de resultados.
• Capacidad para usar diversos métodos de análisis: modelos predictivos, estadística descriptiva, machine learning, cruce de tendencias, entre otros.
• Detección oportuna de patrones, y capacidad para compartirlos en Web o en dispositivos móviles.
• Seguridad en la integridad de la información (y en todo momento), así como mecanismos que facilitan el cumplimiento del gobierno de datos.
• Agilidad para adaptarse a nuevas necesidades operativas; por ejemplo, un incremento en el flujo de información o en el número de usuarios que deben aprovechar la solución analítica.
• Colaboración durante los procesos de descubrimiento de tendencias y creación de modelos analíticos, lo que significa que diversos usuarios pueden estudiar los mismos datos y compartir los resultados de manera interactiva.
• Facilidad de uso: un profesional de la analítica (como un científico de datos) o un especialista de negocios (personal de Finanzas, Operaciones, Mercadotecnia, etc.) pueden aprovechar la plataforma en su trabajo y obtener resultados de alto valor estratégico.

A la hora de fijar las bases de su transformación digital, específicamente en lo que corresponde al análisis de datos, las organizaciones mexicanas no tendrían que preocuparse por el tamaño de sus presupuestos. El factor precio no es una barrera infranqueable.