Con motivo del Día del Gamer, celebrado el 29 de agosto, la compañía reafirma su compromiso por continuar transformando el futuro de los deportes electrónicos (eSports) a través de esfuerzos globales como: Intel Extreme Masters, la Liga NBA 2K, la Liga Overwatch, entre otros.

Con una historia de más de 15 años como líder tecnológico en la escena de los videojuegos y deportes electrónicos, Intel mantiene su compromiso de impulsar esta industria en el mundo a través de su tecnología y prevé que la industria de los eSports alcance los $1,400 millones de dólares en 2020, cifra que coincide con las estimaciones de Newzoo.

Intel continúa liderando el camino, ya que los juegos se han convertido en uno de los segmentos de PC de más rápido crecimiento. Consciente de esto, la compañía busca sumar mil millones de fanáticos de los eSports a los más de 2 mil millones ya existentes a nivel mundial.

Ejemplo de ello es la reciente temporada del campeonato mundial Intel Extreme Masters (IEM) en Katowice, Polonia, evento realizado en marzo de este año, donde se obtuvieron resultados récord: 46 millones totales de vistas en línea (un crecimiento de 35% año contra año), 173 mil asistentes en vivo (incremento de 53%), 55 millones de alcance global en redes sociales (83% de crecimiento) y 340 mil espectadores únicos sintonizados en la transmisión de realidad virtual (RV).

La PC continúa siendo uno de los dispositivos de cómputo más importantes y exitosos de la era moderna. Ha evolucionado y cambiado de forma a lo largo de los años, impulsado principalmente por el crecimiento en categorías como 2-en-1, juegos y deportes electrónicos, mini PCs, Chromebooks, etc.

Las experiencias más potentes exigen una PC de alto rendimiento.

Algunos de los mejores juegos se realizan en la PC, e Intel es una parte integral de esta experiencia, por lo cual su compromiso está en responder a las necesidades más demandantes de los fanáticos y jugadores profesionales. Como muestra, los procesadores Intel® Core™ de 8ª Generación, uno de los mejores procesadores para juegos de escritorio que jamás haya fabricado Intel, ofrece hasta un 25% más de velocidad de cuadros[i], permitiendo a los usuarios contar con la velocidad y la flexibilidad que requieren las mega tareas (juego + transmisión + grabación), logrando con esto una mejora de hasta un 45%[ii], en comparación con los procesadores Intel® Core™ de séptima generación.

Hoy en día, más personas quieren compartir su experiencia de juego desde sus equipos de cómputo móviles. Gracias a los procesadores Intel® Core™ i9 de 8ª Generación, la experiencia de gaming de estos usuarios es cada vez más sólida y accesible. Dicho procesador cuenta con la capacidad de alcanzar la máxima turbo frecuencia de un solo núcleo, dándole la capacidad de ofrecer velocidades de cuadro por segundo hasta 25%[iii] más elevadas, convirtiéndolo así en el mejor procesador para juegos de escritorio de Intel a la fecha.

Como complemento, los nuevos kits NUC y mini PCs NUC con procesadores Intel® Core™ de 8ª Generación, recientemente presentados por Intel y disponibles a partir de septiembre, se convertirán en una opción de gaming accesible para jugar algunos de los videojuegos más populares de la actualidad a 1080p.

Se calcula que la economía global de los eSports crecerá a $906 millones de dólares a lo largo de este año, lo que representa un crecimiento anual del 38% respecto al 2017, año en el que se reportó un ingreso a nivel global de más de $655 millones de dólares.[iv]

Dicho esto, Intel considera la participación de los fanáticos de los deportes electrónicos como un pilar importante en el desarrollo de su tecnología, con la finalidad de ofrecer una experiencia de juego incomparable. Por este motivo, la compañía continuará trabajando de la mano con fabricantes, desarrolladores de videojuegos y jugadores, manteniendo en conjunto, el compromiso de impulsar esta creciente industria.