Por doceavo año consecutivo, Samsung Electronics se ha posicionado como el líder manufacturero dentro del mercado global de TVs. Durante este periodo, las pantallas de Samsung han sido el referente en materia de diseño, precisión del color y calidad de la imagen; traduciéndose en experiencias de visualización cada vez más placenteras y envolventes para los consumidores.

En 2006, tras comenzar el indiscutible liderazgo de Samsung en el mercado, la tecnológica surcoreana anunció el lanzamiento de Bordeaux, una pantalla LCD con una elegante forma inspirada en una copa de vino, con la cual sentó las bases de la nueva era en el diseño televisivo. Desde entonces, las televisiones Samsung se han convertido en sinónimo de una combinación superior entre refinado diseño (como el de Bordeaux) e innovaciones que llevan la experiencia de visualización del usuario un paso adelante.

Por ejemplo, en 2009, Samsung lanzó la primera TV LED con bordes iluminados en el mundo, la cual, además de ser muy delgada, ofrecía a los clientes un nivel completamente nuevo de calidad de imagen. En 2010, este revolucionario desarrollo continuó con la comercialización de la primera 3D LED TV del mundo, misma que abrió la puerta a un inmersivo universo de entretenimiento tridimensional. Durante ese mismo año, Samsung abrió la primera tienda de aplicaciones para televisiones inteligentes del mundo y, en 2011, la empresa lanzó Smart Hub, una interfaz intuitiva para el usuario de Smart TVs.

Samsung se ha caracterizado por ser pionero en el desarrollo de innovaciones dentro del sector, mismas que le han permitido consolidar su liderazgo, dentro de las cuales se incluyen el lanzamiento de la primera OLED TV del mundo, en 2013, y las primeras UHD TVs curvas y flexibles, en 2014.

Las nuevas QLED TV de Samsung representan la cúspide en esta historia de innovación. La combinación de una estética superior e imágenes realistas, han hecho que los consumidores reconsideren su forma de evaluar las cualidades de las pantallas que ofrecen una experiencia envolvente.

Asimismo, gracias a la integración de Bixby, en combinación con la potencia de la tecnología Quantum Dot, las QLED TV ofrecen una experiencia de visualización definida por controles impecables e imágenes inmersivas. En este sentido, la capacidad de brindar un 100 por ciento de volumen de color, permite a las TVs reproducir tonos mucho más brillantes y profundos; gracias a ello, el contenido se ve de acuerdo a la intención de los productores.

Las impactantes imágenes de las QLED TV, se complementan con un diseño minimalista que elimina las distracciones y permiten que los usuarios se puedan sumergir por completo en el contenido. Este aspecto de diseño se ve reforzado por el innovador One Invisible Connection, el cual combina de manera impecable los cables de alimentación y AV, con los dispositivos periféricos, en uno único transparente. Además, con la función de Ambient Mode, las TVs tienen la posibilidad de mostrar imágenes con diseños ambientales que se mezclan a la perfección con cualquier entorno.

Con una visión hacia el futuro, Samsung continuará presentando innovadoras y excitantes tecnologías en las TV, las cuales buscan fomentar experiencias de visualización aún más enriquecedoras. Entre ellas, la tecnología Quantum Dot, así como los módulos de emisión autónoma MicroLED, que se presentaron en la reciente edición del CES 2018. Durante la segunda mitad de este año, la compañía compartirá nuevas actualizaciones sobre este importante hito tecnológico.

Para más información sobre las recientes innovaciones tecnológicas de Samsung, por favor consulta la siguiente infografía.