La ciudad cambia y está en movimiento constantemente, nunca se detiene, de igual manera siempre hay modificaciones en el transporte público con el objetivo de hacerlos más efectivos y  lograr que los habitantes lleguen a sus destinos rápidamente. Sin embargo, a pesar de que hay planes de ampliación en las líneas del Metro y Metrobús en la Ciudad de México, el transporte sigue siendo ineficiente, inseguro e insuficiente.

Una persona de la Ciudad de México tarda en promedio una hora y media en llegar a su casa o trabajo todos los días, y un 30% pasa más de dos horas viajando, esto de acuerdo al Informe de Uso Global de Transporte Público 2016, realizado por una aplicación de planificación de movilidad.

Esta situación implica mucho tiempo en un traslado, que incluso puede volverse aún más duradero, gracias al tráfico, lluvias, inundaciones, aglomeraciones, etc. Este hecho se agrava más cuando alrededor de 40% de mexiquenses se trasladan a la Ciudad de México para trabajar, lo que suma una gran cantidad de personas que utilizan el transporte de la ciudad diariamente.

Por si fuera poco, el transporte en el Estado de México tampoco es seguro y recientemente se aprobó un aumento de precio al Mexicable, Mexibús y otros transportes masivos. Los mexiquenses utilizan cuatro o hasta más medios de transporte para llegar a sus lugares de trabajo en la Ciudad de México, esto según la Encuesta sobre Transporte Público y Uso del Automóvil en los Municipios de la Zona Metropolitana del Valle de México realizada por Dinamia en 2014, en conjunto con El Poder del Consumidor y el Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo.

Ante esta situación es importante encontrar otras maneras de transportarse que ayuden a desahogar el congestionamiento vial que existe en las ciudades. Una gran alternativa ha sido el servicio Ecobici, que a principios de este año contaba con 240 mil usuarios registrados y 35 mil viajes diarios realizados.

Otra alternativa puede ser la implementación de la modalidad de transporte, esta nueva variedad de movilidad puede ser puesta en marcha en los CETRAM (Centros de Transferencia Modal), que están definidos por el Gobierno de la Ciudad de México como: “espacios en donde se conectan varios medios de transporte público y concesionado como Metro, autobuses, microbuses y taxis, entre otros”.

En dichos centros, como lo son CETRAM Rosario, Chapultepec y Pantitlán, es posible combinar diversos medios de transporte, para optimizar nuestra llegada a cualquier sitio. Además esta modalidad ayuda a que todos aquellos que viven en zonas conurbadas, puedan acceder rápidamente a un CETRAM o a sus centros de trabajo o estudio.

Este tipo de movilidad puede complementarse con los servicios de transporte por aplicación como Easy, que es una de las soluciones móviles que apoyan esta nueva modalidad bajo el compromiso de impulsarla en beneficio de los habitantes, como una solución para eficientizar los tiempos de traslado.

“La solución es entender la dinámica de la población y como empresa construir una red de conductores afiliados, que acerquen a los habitantes a los CETRAM (…) Easy entiende cómo funciona la interconexión y la movilidad, y se asegura de garantizar un auto que amplíe la cobertura del servicio”, mencionó Ramón Escobar, Country Manager de Easy en México.

Escobar también señaló que cada día la gente ya está formando parte de la modalidad de transporte, ya que Easy ha registrado que entre el 80% y 85% de sus viajes se hacen en las zonas con mayor densidad de población, es decir las zonas conurbadas de la ciudad, por distancias cortas que van de 5 a 6 kilómetros.

Si bien no será sencillo eficientar en poco tiempo el transporte en la Ciudad de México, las alternativas como la modalidad de transporte y servicios como Easy ayudarán a que los habitantes encuentren diversas alternativas para llegar a sus destinos de manera segura y rápida.