Y es que está clarísimo que los tiempos no es que estén cambiando, sino que ya han cambiado, por ejemplo, en lo relacionado con nuestra manera de comprar todo tipo de productos. Porque vamos a ver, tú, ¿Qué prefieres ¿TPV o terminal punto de venta online? O dicho de otra manera… ¿Compras desde tu casa o sigues yendo a las tiendas de tu barrio?

El escenario digital ha cambiado tanto en estos últimos años que no ha quedado otra opción que ir adaptándose a todas las nuevas tendencias y, entre ellas, está la de realizar compras online. Y es que cada vez tenemos menos tiempo, porque las tareas del día a día nos comen las horas, así que intentamos optimizar al máximo nuestro tiempo y, para ello, Internet es una buena herramienta a la que recurrir.

Desde luego que si lo que quieres comprarte es una casa, en la mayoría de los casos, la gente irá a verla y así comprobar si las condiciones de ésta le interesan o no, pero hay otra serie de productos, muchísimos, que ya no es necesario ir a ver, ya que los conoces a la perfección. Y es que es tan fácil como abrir, tu ordenador, smartphone o tablet y adquirir lo que se te antoje: un perfume, un libro, maquillaje, ropa, viajes… Y ¿Cuánto tardas? Pues si sabes lo que quieres apenas unos segundos y si no lo sabes puedes tardar más, pero lo harás desde tu casa, tu trabajo o el metro entre otros, es decir, desde el sitio que mejor te venga y cómodamente.

Por supuesto, que ir a una tienda física tiene sus ventajas y, de hecho, se sigue haciendo y se hará por mucho tiempo. Y es que ver determinados productos de primera mano y poder tocarlos es algo que todavía mucha gente necesita hacer a la hora de tomar la decisión definitiva de si comprar o no.

Hay gente que se ha acostumbrado tanto a comprar por Internet que ya no va ni al supermercado a hacer la compra y es que los negocios por fuerza se han tenido que adaptar a esta nueva situación y ahora la mayoría de ellos ofrecen esta posibilidad y gracias a la venta de software para punto de venta la adaptación está siendo más sencilla. Pero es que además de evitarte ir a la tienda resulta que, en muchos de los casos, podrás recibir tu pedido en el día y dentro de la franja horaria que más te convenga. Y dicho todo esto el objetivo no es desmerecer a la tienda física de toda la vida, ya que realizar estas compras de comida por Internet es muy útil, pero bien es cierto que hay determinada comida que es muchísimo mejor si la compras viéndola en persona, por ejemplo, en el caso de las carnes, pescados, frutas y verduras.

Está claro que los ecommerce han llegado para quedarse, pero aún le queda mucho tempo a las tiendas físicas, así que ambos seguirán conviviendo aún por muchos años.