El mejor minorista del mercado, la mejor marca corporativa con mejor reputación en cinco años y ahora también la dueña de la empresa Ring. Parece que el futuro de la empresa Amazon puede ser más grande de lo que es a día de hoy. Y es que la empresa dirigida por Jeff Bezos se hizo este año con la organización Ring por despreciable cifra de mil millones de dólares. Con esto, la también compañía más valiosa del mundo, suma un nuevo competidor a sus filas de producción.

La empresa fundada por Jamie Siminoff es conocida principalmente por la creación de timbres inteligentes. Estos artefactos del hogar, están apoyados por una videocámara la cual permite a los usuarios de la herramienta, desbloquear sus puertas a metros de distancia en el momento que deseen. Con esto, Amazon espera una mayor eficiencia de entrega de pedidos inclusive cuando los propietarios no se encuentren en el hogar y así no velar por el resguardo de los productos al aire libre, vulnerables a lluvias o a procesos delictivos.

Por otro lado, posee un sistema de seguridad habilitado por claves, donde un poseedor del mismo puede, por medio de esta, dar acceso a la puerta principal de su casa para abrirla cuando lo estime oportuno. Como extra, la compañía minorista también aprovechará la perfecta compatibilidad de su parlante inteligente “Echo” y el timbre para ofrecer un servicio de asistencia ultra eficiente en el hogar, funcionando en conjunto como un asistente mecánico en todas las labores del hogar y así mejorando la calidad de vida del cliente, haciéndola cuanto menos más fácil (y mucho más interesante).

Amazon también adquirió en las últimas fechas la empresa Blink. Otra competidora de ambas en el mercado de seguridad de residencias por 90 millones de dólares, haciendo a Amazon la más grande del mercado internacional, con acceso a clientes de Europa, Reino Unido y los Estados Unidos. Es decir, la gran mayoría de los usuarios de estos artefactos en el globo. Claro está, esta expansión en el campo de la tecnología inteligente fue bien recibida por muchos, pero criticada por otros, como ocurre con todos los ámbitos de la vida.

Entre los opositores, se destaca la empresa de seguridad ADT Security Services, quiénes también poseen un gran porcentaje de mercado en este tipo de productos como alarmas y videocámaras. Esta compañía argumenta que esta compra tuvo como consecuencia el establecimiento de un punto muerto de la batalla judicial que hubo entre ella y Ring por temas de propiedad intelectual. Además, fue una de las que sufrió un golpe directo a sus acciones, con pérdidas que alcanzaron un 2% en el momento de la oficialización de la compra.

Concluyendo, Amazon poco a poco se ha estado encargando de su crecimiento mediante la eliminación de la competencia gracias a su poder adquisitivo, eliminando competidores y situándose poco a poco como la empresa “inteligente” dentro de los mercados de seguridad.