•De acuerdo al listado de proveedores presentado por Apple figuran las mineras La Caridad, perteneciente a Grupo México, y Met-Mex Peñoles, subsidiaria de Grupo Bal, ambas con conflictos documentados
•En contraste, Apple declaró a autoridades de EU que en 2013 realizó una investigación para comprobar que ningún material utilizado en sus productos proviene de zonas de conflicto

México D.F., a 07 de julio de 2014.- A partir de una investigación de la asociación civil Proyecto sobre Organización, Desarrollo, Educación e Investigación (PODER), se constató que la empresa desarrolladora de tecnología Apple incurre en contradicciones en sus políticas de compra, al contar con proveedores mexicanos de oro que tienen amplio récord de prácticas sociales y ambientales cuestionables.

En un artículo disponible en la plataforma en línea Quién es Quién Wiki (www.rindecuentas.org), PODER subrayó que el pasado 29 de mayo Apple Inc. presentó un reporte especializado al regulador bancario de Estados Unidos, Securities and Exchange Commission, con respecto a sus prácticas en la compra de minerales para la fabricación de sus productos. En dicho reporte, la empresa declaró que en el año 2013 realizó una investigación para comprobar que ningún material utilizado en la fabricación de sus productos proviene de zonas de conflicto.

Sin embargo, PODER informó que de acuerdo al listado de proveedores presentado por Apple figuran las mineras mexicanas La Caridad, perteneciente a Grupo México; y Met-Mex Peñoles, que forma parte de Industrias Peñoles, subsidiaria de Grupo Bal.

En este sentido, cabe recordar que Grupo México tiene documentados numerosos conflictos laborales, además de que ha sido evidenciado por riesgos en la seguridad de los trabajadores.

El 12 de febrero de 2014 fallecieron cinco trabajadores en la mina Charcas en San Luis Potosí, administrada por Grupo México, al desplomarse un elevador que los transportaba. De acuerdo con la información recopilada por PODER, tras el accidente, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social impuso una multa de más de 13 millones de pesos a la empresa por la falta de medidas de seguridad e higiene adecuadas.

Además, PODER destacó que la explosión en la mina de Pasta de Conchos, propiedad de Grupo México, fue el accidente más trágico en la historia de la minería en México, en el que sesenta y cinco trabajadores perdieron la vida por las condiciones de inseguridad en que operaba dicha mina.

Asimismo, en su investigación, PODER detalló que Met-Mex Peñoles es un complejo metalúrgico no-ferroso, ubicado en Torreón, Coahuila, que produce principalmente oro, plata, plomo, zinc y bismuto afinados.

La asociación civil publicó que, a partir de un estudio de 1996, los niños de la zona donde se encuentra el complejo metalúrgico registraron niveles muy altos de plomo en sangre, y luego de descartar otras posibles fuentes de este metal pesado, se atribuyó fundamentalmente a la actividad de Met-Mex Peñoles.

También, en el 2004, un Diagnóstico sobre la Situación de los Derechos Humanos en México, elaborado por la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, tomó el caso de Met-Mex Peñoles como un ejemplo de degradación y contaminación del medio ambiente y perjuicios a la salud de la comunidad.

En su documento, PODER puntualizó que, considerando las prácticas negativas muy bien documentadas de ambas empresas mineras, es preocupante su incorporación a la cadena de suministro de Apple, ya que esta empresa desarrolladora de tecnología tiene entre sus políticas el compromiso de utilizar minerales libres de conflicto.

En su análisis PODER concluyó que si bien las zonas donde operan las dos empresas proveedoras mexicanas no son zonas de conflicto armado como tal, es claro el impacto social y medioambiental recurrente. La transparencia de Apple es insuficiente porque toda la información la recopila a través de encuestas a sus proveedores, no investiga directamente, ni realiza monitoreo independiente sobre las prácticas sociales y ambientales de los mismos.

Quién es Quién Wiki es una herramienta tecnológica que, mediante el monitoreo a las empresas, las élites corporativas y sus contrapartes gubernamentales, busca avanzar en la transparencia y rendición de cuentas empresarial. PODER es una asociación civil que trabaja estos temas a lo largo de América Latina, a fin de fortalecer la capacidad de la sociedad civil como garantes de la rendición de cuentas a largo plazo.