El comercio electrónico en América Latina no está haciendo otra cosa que crecer. Según Marcos Pueyrredon, presidente del Instituto Latinoamericano de Comercio Electrónico, “En 2018, la región alcanzará los US$120 mil millones transaccionados por Internet B2C retail (Empresas con consumidores)” Para entender la magnitud de los cambios que se aproximan, el estudio gestionado por el mismo Instituto respecto a números de 2017 asegura que el crecimiento en la región se mantendrá en un sólido 30%.

 

Es claramente una de las ramas del comercio que más tienen proyección a futuro y en términos de preferencia de usuarios, las barreras y los miedos están desapareciendo, acompañados de distintos métodos de pago, prevención antifraudes y protección de datos personales.

De acuerdo con la firma Frost & Sullivan, en menos de 10 años se espera una penetración de Internet del 85% en América Latina, con una inclusión de celulares de 43.9% en 2018, lo cual abre por completo la nueva rama del comercio digital, el m-commerce, (a través de aplicaciones en teléfonos móviles) como un recurso más para facilitar la adquisición de productos y servicios.

Los beneficios del comercio electrónico han expandido sus fronteras: la comodidad, los envíos gratuitos y la posibilidad de comparar productos en distintos sitios han hecho una opción factible para cualquier negocio comenzar a anunciar sus productos en Internet. En términos básicos, existen 2 formas de sumarse a esta tendencia:

  • Retail: Un generador o vendedor de productos o servicios los pone a disponibilidad de los usuarios en una página propia que administra. Incluye la logística de envío, la coordinación con los clientes y gestionar los métodos de pago.
  • Marketplace: Una empresa, negocio o persona se contacta con un e-commerce establecido y vende sus productos dentro de su plataforma. Los vendedores reciben acceso a una página donde administran sus ventas y gestionan el inventario. Se recibe capacitación del ambiente y técnicas para mejorar ventas.

Cualquiera que sea el método, la exposición a un público mayor puede ser la clave para transformar un negocio local en uno inmerso en la globalización.

Linio, el e-commece con mayor presencia en América Latina y con amplia experiencia en el campo, de la mano de su Director General en México, Olivier Sieuzac, dan 6 tips que pueden ayudar a convertir cualquier negocio en una tienda online exitosamente.

Fuentes: Linio, Instituto Latinoamericano de Comercio Electrónico, Frost & Sullivan